BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

JUSTICIA IMPLACABLE

Es increíble como una historia toma relevancia al contarla de forma distinta. Por una parte JUSTICIA IMPLACABLE es un remake de la película francesa LE CONVOYEUR del año 2004 cuyo título en inglés fue CRASH TRUCK (aunque yo diría que más que un remake, está inspirada) y por otro lado, al mezclar el estilo muy particular del director Guy Ritchie estamos viendo algo completamente nuevo, mejorado y casi glorificado.


¿Quién es Guy Ritchie?, algunos tal vez lo conocerán por estar casado con Madonna, pero solo basta mencionar SNATCH, CERDOS Y DIAMANTES para traer a la mente una filmografía llena de aciertos como ROCKnROLLA, EL AGENTE DE C.I.P.O.L. y ALADDIN y algunos resbalones como SHERLOCK HOLMES.



Al ver la imagen de Jason Statham lo primero que se nos viene a la mente es toda la acción sobresaturada de películas como RAPIDOS Y FURIOSOS, EL TRANSPORTADOR y HOBBS & SHAW, pero recordemos que este actor de 53 años tuvo sus inicios justamente con Guy Ritchie en SNATCH y la maravillosa LOCK, STOCK AND TWO SMOCKING BARRELS en 1998. Y no fue hasta el año 2005 cuando volvieron a colaborar juntos en REVOLVER y después de 16 años vuelven a trabajar juntos en esta producción. Jason Statham nos muestra un personaje completamente sumiso a la dirección de Ritchi y eso, rompe todo el esquema (lo cuál se agradece).



Lo más importante de JUSTICIA IMPLACABLE es la forma de contar la historia, ese juego de tiempos, detalles, historias paralelas que nos van presentando para que nosotros mismos vayamos armando el rompecabezas es maravilloso. ¿Predecible?, por momentos. Pero eso no es importante, Jason Statham no es realmente el protagonista, solo es el detonador de una historia que se va contando sola y realmente no depende de él.


Ahí está el truco.


La van a disfrutar.


Muy recomendable.