BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

ESPIRAL: EL JUEGO DEL MIEDO CONTINÚA

ESPIRAL: EL JUEGO DEL MIEDO CONTINÚA es el claro ejemplo de como intentar mantener viva una franquicia que ya está muerta.

No hay duda que SAW ha creado escuela y toda una tendencia desde aquella primera película en el año 2004 (misma que fue dirigida por James Wan, director de EL CONJURO e INSIDIOUS). Y a lo largo de sus películas siempre he dicho que la forma de volver abrir el tema cuando ya parecía cerrado, era un elogio para los guionistas. A diferencia de otras franquicias como VIERNES 13 ó PESADILLA EN LA CALLE DEL INFIERNO aquí sí había un hilo conductor entre las películas. Había referencias que conectaban desde la primera entrega teniendo como común denominador a John Kramer y su títere Billy (directa o indirectamente).

El cierre de la saga fue contundente.


Sin embargo, ESPIRAL está fuera de contexto. Es una completa emulación a los mismos casos que ya hemos visto en las anteriores entregas. Una historia con la misma fórmula repetida que ya hemos visto en muchas ocasiones buscando llenar el gusto de los fans. Se agradece que mantengan el estilo visual y atmósfera, pero no es suficiente para reactivar el fan service.

Las actuaciones están a cargo de un desesperante “todas las puedo” Chris Rock (menos gritos se le hubiera agradecido) y un Samuel L. Jackson que ni suma ni resta ni aporta con su personaje, solamente cumple su función.

ESPIRAL: EL JUEGO DEL MIEDO CONTINÚA es una película completamente dirigida a los fans de hueso colorado que piden a gritos más de lo mismo sin importar el como. Fuera de eso, no hay aportación que valga la pena a la saga.

Dejemos descansar a John Kramer en paz.