BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

DURO DE CUIDAR 2


La fórmula de películas de acción donde las parejas disparejas y su “charloteo”, peleas, rivalidades, discusiones y amistad de por vida se ha explotado hasta el cansancio en Hollywood. Basta con recordar a TANGO & CASH, BAD BOYS como ejemplos de una larga lista que ya existen dentro de la categoría de los buddy films.

Sin embargo, la clave está en el carisma y la química que los actores representen en la pantalla para ser esos “amigos” y si le metes una historia sólida puede ser memorable tomando ejemplos como RED (2010) y la veterana ARMA MORTAL (1989).

En el año 2017 salió DURO DE CUIDAR, cuyo titulo original es THE HITMAN´S BODYGUARD, el cuál, si lo hubieran traducido literal sería EL GUARDAESPALDAS DEL SICARIO. En dicha película, la inverosímil situación de que un guardaespaldas de alto nivel (Ryan Reynolds) tiene que cuidar a uno de los asesinos a sueldo más peligrosos del planeta (Samuel L. Jackson) era la fórmula incoherente. Los actores encajaron decentemente desde el inicio y crearon una comedia de acción llena de balazos y muertos memorable que dio como resultado la iniciativa para una secuela que hoy llega a los cines.


DURO DE CUIDAR 2 apuesta a mantener la fórmula de la primer entrega dándole más juego a Salma Hayek, quién no había pasado de ser la esposa gritona del sicario Darius Kincaid (Samuel L. Jackson) quién no había pasado de mezclar insultos en español desde una celda. De hecho el título en inglés se modifica a THE HITMAN´S WIFE´S BODYGUARD, cuya traducción sería EL GUARDAESPALDAS DE LA ESPOSA DEL SICARIO. Pero para cuestiones prácticas se queda en español como DURO DE CUIDAR 2.

Siendo puntuales, la película se sostiene por el talento, la historia decae contra la primera entrega, tiene acción pero con menos inversión, Ryan Reynolds en su papel como Michael Bryce decae como personaje de acción y juega un rol más cómico y Samuel L. Jackson se relaja en más diálogos que por momentos parece que está hablando con John Travolta en PULP FICTION.


Sin embargo, la película cumple su función de entretener sin reclamos aún estando a distancia de la primera entrega. El gusto de ver de nuevo juntos a Salma Hayek y Antonio Banderas, quienes también ya tiene trayectoria juntos en varias producciones desde que actuaron juntos por primera vez en DESPERADO.

DURO DE CUIDAR 2 es una secuela completamente innecesaria que no se reclama. ¿Memorable?, no, ¿relevante?, no, ¿hace reír?, si y no. Nada nuevo en pantalla, pero está claro que te hace pasar un buen rato, lo cual terminas agradeciendo.

No olvides las palomitas.

#DuroDeCuidar2