BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

A lo chino!

Uno de los episodios más oscuros, ignorados, enterrados y olvidados en México es el de la expulsión violenta de los chinos en Sonora. Los chinos, que en tiempos del porfiriato fueron la mano responsable que construyó la red de trenes de aquél estado, se convirtieron en “los judíos” de México.

Dice la sinopsis:

1931 fue para México un año de nacionalismos y excesos: los chinos son expulsados de Sonora; Estados Unidos deporta a los mexicanos y cierra la frontera. Doce personas desesperadas cruzan el desierto sonorense en un Chrysler 1929 con la esperanza de encontrar paz en Mexicali Baja California. En la accidentada travesía, se arman y desarman alianzas, las ideologías se confrontan y la benevolencia se enfrenta a la brutalidad: el racismo, la avaricia y la paranoia se vuelven más peligrosos que el inhóspito y despiadado paisaje.

Basado en el libro “LA RUTA DE LOS CAÍDOS” de Guillermo Munro, la película intenta reflejar en un trayecto de supervivencia basado en lo abstracto de los personajes y lo que representa socialmente. El “gringo”, el xenófobo, el arraigado revolucionario, la sociedad migrante, la iglesia, etc. Todos ellos avanzando a través de un gran desierto dependiendo completamente de un transporte. En esta simbología teatral, quedan expuestos temas como la persecución racial a los chinos, la persecución de la iglesia, la deportación de los mexicanos en Estados Unidos por la crisis, los indígenas, la xenofobia, los ideales de la revolución perdidas, el sueño americano, todo dentro de un lujoso vehículo que al final el lujo pasa a lo último de las prioridades donde lo único que quieren es que no se detenga.

¿Quién simbólicamente conduce el vehículo?

Al inicio, este libro (“LA RUTA DE LOS CAÍDOS” ) fue concebido como guion de cine, pero al no tener “audiencia” se transcribió como obra literaria, años después, Munro tuvo el acercamiento con Alejandro Springall, quién se encontraba en Sonora buscando locaciones para LA DELGADA LINEA AMARILLA y después de varias entrevistas y revisiones, se concretó en contrato y acuerdo llevarla por fin al cine bajo el nombre de SONORA para una mejor comercialización.

La película tiene el reconocimiento de ser una historia nativa mexicana sobresaliendo entre tantos remakes comerciales. La fotografía nos muestra paisajes donde podemos ver que el desierto tiene partes bonitas. Las locaciones fueron en San Luis Rio Colorado, el Pinacate y La Joyita. El talento corre a cargo de Joaquín Cosío, Juan Manuel Bernal, Dolores Heredia y también Giovanna Zacarías, quién fue pieza importante para llevar esta historia al cine.

Fuera de los aciertos de esta producción (que vale la pena ver), sus desaciertos son los cambios de ritmo tan marcados que por momentos sientes que la película no avanza. Otro punto a mencionar es la falta de conclusión entre las motivaciones de manera individual. La historia central se mantiene y se desarrolla, pero las introspecciones se quedan solamente a manera de presentación.

Por un momento, la película deja de lado el suceso histórico de los chinos y se convierte en una reflexión actual de las diversidades del pensamiento.

Una historia original.

Entretenida y de reflexión.

Me remonté a los tiempos de VIENTO NEGRO de 1965 de Servando González teniendo como primer actor a David Reynoso.

Estas son las películas de cine mexicano que sí hay que apoyar.

#SonoraLaPelicula

Cinecrófagos Showtime D.R. 2018

  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro