BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

VIVIENDO CON EL ENEMIGO

Un drama entre caballeros.

Un triángulo amoroso.

VIVIENDO CON EL ENEMIGO es la adaptación cinematográfica del libro de Rhidian Brook donde nos muestra una historia de amor a meses de haber terminado la Segunda Guerra Mundial.

La sinopsis nos habla de Rachael Morgan (interpretada por Keira Knightley) llega a la destruida ciudad de Hamburgo para reunirse con su esposo Lewis (interpretado por Jason Clarke), un militar británico que tiene la misión de reconstruir la ciudad la cual se mantiene en tensión debido a los pequeños grupos rebeldes del 88 (octava letra del abecedario, - HH - que significaba Hail Hitler) y la creciente desesperación de los residentes.

Al estar juntos de nuevo son trasladados a su nueva casa que resulta ser una propiedad requisada a un arquitecto alemán (Alexander Skarsgård), quién se mantiene bajo investigación para saber si es nazi o no. Este arquitecto cuyo nombre es Stephen Lubert vive solamente con su hija, y debido a su atenta recepción y cordialidad ante los nuevos dueños, Lewis decide no mandarlos al refugio y les ofrece quedarse en el segundo piso.

Ahí arranca la historia.

Los fantasmas del pasado, el enamoramiento, las miradas ocultas, la presión de la post-guerra, la incertidumbre, la hostilidad, abandono, cordialidad y dolor dan paso a una historia de amor donde la pasión y la traición serán los principales pilares de esta historia.

El talento reunido, donde Keira Knightley (a quien sigo confundiendo con Natalie Portman), Alexander Skarsgård, (el Tarzán más actual y a quien vimos recientemente en NI EN SUEÑOS), el genial Jason Clarke (PET SEMATARY, OBSESION) y me atrevería agregar a Kate Phillips (DOWNTON ABBE, THE ALIENIST)hacen una estupenda labor. Sus actuaciones se convierten en el principal atractivo sobrepasando por mucho a la historia.

VIVIENDO CON EL ENEMIGO tiene muchos errores y aciertos. Los tiempos que a veces se vuelven lentos sintiendo que la historia no avanza durante la primera mitad. La falta de inmersión del personaje militar con los traumas de guerra, el forzado "primer contacto" que se ve a - grito descarado- que urgía generar para continuar con la historia. Las contadas y pobres situaciones del panorama social y tensión en Hamburgo.

Mucha solemnidad, poca pasión.

Pero se recompensa con un cierre bien argumentado, una escena previa al final donde simbólicamente explotan los fantasmas del pasado y un desenlace que será tema de charla después de salir del cine.

Aun así, el “empujón” del cierre no es lo suficientemente convincente para reponer los fallos de la primera mitad. VIVIENDO CON EL ENEMIGO queda como una agradable película de drama romántico que pocos se acordarán de ella en un futuro no muy lejano.

#ViviendoConElEnemigo #Afthermath

Cinecrófagos Showtime D.R. 2018

  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro