BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

BRIGHTBURN: EL HIJO DE CLOVERFIELD

BRIGHTBURN es la antítesis de SMALLVILLE.

La primicia es clara y sin rodeos:

¿Qué hubiera pasado si el niño que llegó de kriptón, el cuál después conoceremos bajo el nombre de Superman, se hubiera perfilado hacia el lado del mal y no del bien?

Por tema de derechos y licencias, no estamos hablando de Superman. El personaje lleva por nombre Brandon Breyer y es interpretado por el pequeño Jackson A. Dunn (quienes pocos lo ubicaran por hacer una breve intervención en las pruebas cuánticas de ANT-MAN donde interpreta a Scott Lang de niño). Pero a pesar de cambiar nombres y detalles clave, es imposible no asociarla con el origen del famoso último hijo de Kriptón.

BRIGHTBURN es una versión muy oscura y disruptiva. Muchos de los detalles del personaje los suponemos casi de inmediato al asimilar la historia original con lo que veremos en pantalla.

“No lo dijimos nosotros... ustedes lo pensaron”.

Fuera de la polémica situación del productor James Gunn quién dirigió las dos entregas de GUARDIANES DE LA GALAXIA y fue despedido (a pesar de sus disculpas públicas) por Disney o mejor dicho, por Marvel Studios a causa de unos tuits donde se mofaba de la pedofilia. Gunn ya fuera del MCU co-escribe con su hermano y primo (Mark Gunn y Brian Gunn) la historia del HIJO DE LA OSCURIDAD. Este relato mantiene la historia de Superman, pero en un formato más oscuro y evocado más hacia al género de terror y suspenso. James decide solo quedarse como productor y contrata a David Yarovesky (THE HIVE) para que tome el control de la dirección y así construir su historia lo más alejado posible del escándalo.

¿Qué es BRIGHTBURN?

Como se mencionó previamente, la historia se desarrolla con una narrativa muy similar a la historia de Superman. Un meteorito que llega a la tierra se impacta en una granja donde vive un matrimonio que no puede tener hijos. La pareja al descubrir al niño, lo toman como un regalo del destino y deciden adoptarlo sin avisar a nadie. Hasta ahí la historia va acorde a lo que ya conocemos, sin embargo, las cosas van cambiando ante un temperamento de ira que va creciendo a lo largo de los años en Brandon Breyer, hasta desbordarse en un violento descontrol.

El experimento de este “What if” es fantástico.

BRIGHTBURN es un ejemplo de cómo una producción de bajo presupuesto puede lanzar un retador mensaje al universo de los superhéroes en una película donde no hay un personaje que pueda salvar al mundo.

Debo de confesar que hay muchos detalles en la producción, me llevaron a recordar el estilo de M. Night Shyamalan, más puntualmente sobre detalles de LA ALDEA, GLASS y EL PROTEGIDO. Por otro lado, tiene un "olor" muy característico de CLOVERFIELD.

¿Superhéroe o supervillano?

Los puntos negativos que bien pudiera tener BRIGHTBURN, es que los personajes se quedan a medio camino en su desarrollo. No logran conectar con la audiencia al grado de no preocuparnos por lo que les pueda pasar. El protagonista/antagonista Tori Breyer nos deja con una sensación de que pudo haber llegado más lejos en su construcción (¿recuerdan a Ezra Miller en la película TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN?), y justo cuando llegamos al punto donde todos queríamos llegar, aparece sorpresivamente el final sin una promesa de continuación.

BRIGHTBURN es un gran experimento que nos dejará insatisfechos… pero no por ser una mala propuesta, si no porque saldremos de la sala del cine habiendo querido ver más de esta historia alternativa.

Es el efecto del morbo.

Creo que es hora de desempolvar la película CHRONICLE (PODER SIN LIMITES).

¿La recuerdan?

Alerta: BRIGHTBURN no es una película infantil, el suspenso, terror psicológico y situaciones de violencia explícita pueden crear impacto en los menores de edad.

#Brightburn #HijoDeLaOscuridad

Cinecrófagos Showtime D.R. 2018

  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro