BÚSQUEDA POR TAGS: 

POSTS RECIENTES: 

SÍGUEME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey

SAY MY NAME: LA MULA

No hay duda alguna que hay dos tipos de películas de Clint Eastwood .

Las que está detrás de las cámaras y las que está frente a ellas.

Sus participaciones van perdiendo presencia a lo largo de los años, ya que a sus 88 años es más difícil encontrar un rol donde sea el protagonista en la historia, está claro que Clint Eastwood no puede ser actor secundario. Hoy vuelve a encontrar una historia que bien se ajusta a su edad y capacidad física:

LA MULA.

Las últimas participaciones previas a LA MULA fue el melodrama de CURVAS DE LA VIDA (2012) y la maravillosa GRAN TORINO (2008). En esta historia Eastwood interpreta a Earl Stone, un hombre de casi 90 años veterano de guerra, donde su negocio de flores es arruinado económicamente por “el futuro”. Las circunstancias de quiebra lo llevan indirectamente a tomar la oferta de un trabajo donde lo único que tiene que hacer es manejar de una ciudad a otra llevando un desconocido paquete.

Lo que Earl no sabe, es que ese paquete es droga de un cartel mexicano y que está a punto de convertirse en LA MULA más preciada del sector.

La historia está basada casi en copia al carbón en la biografía de Leo Sharp, un adulto mayor de 87 años que era apodado “El tata” que debido a su fisonomía y sus placas de veterano de guerra pasó desapercibido para las autoridades a lo largo de 10 años.

En el recorrido de esta película nos muestra los problemas familiares, personales, de pareja, de amistades y contra el mismo protagonista. Eastwood vuelve a encarnar a un personaje de sarcástico, malhumorado y con los pantalones bien puestos.

A 10 años de GRAN TORINO (¿10thYearsChallenge?) Eastwood vuelve a dirigirse a sí mismo, colocando como reparto a mucho del equipo que le ha dado éxitos a lo largo de sus producciones. Bradley Cooper vuelve aparecer en una de sus cintas (pero ahora si compartiendo cámara) como el agente de la DEA Collin Bates, que le sigue los pasos.

La película está narrada de una forma ligera, sin llegar a ser un drama de oficio y cuida mucho no caer en el género de la comedia. Tiene muchos aciertos en la producción, pero no concluye ni explota vertiginosamente como sucede en GRAN TORINO.

LA MULA es una buena película, Eastwood se convierte en un jinete pálido de cuatro llantas que sabe mantener la historia a lo largo de 2 horas sin pretensiones y sin ofrecer “cambio de más”.

Un BREAKING BAD, pero en menor escala.

Cinecrófagos Showtime D.R. 2018

  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro